jueves, 28 de diciembre de 2017

Elsa no está, y la casa es un lugar insoportable sin ella. Los juguetes quietos, las muñecas dormidas, mi corazón frío.
Más que nunca, maldigo la Navidad.

El sábado volverá a entrar la primavera y el silencio se transformará en risas. Hay cosas que no son justas.

sábado, 23 de diciembre de 2017

Lo que nunca te dije



Las cosas que  nunca te dije
quedan perdidas en aquél año 76,
invierno desde entonces en mi corazón.
Tu mirada distraída hacia otra parte, me hablaba de otros besos, de otras caricias que no
eran mías...aquellas palabras a punto de salir de mi boca quedaron muertas de frío en la  garganta.  Cierto es que el tiempo cura las heridas, pero la memoria todavia a veces , araña.


viernes, 22 de diciembre de 2017

Navidad

Navidad. Época de buenos deseos, gente que me pregunta dónde voy a cenar el día 24, no entiendo porqué no se interesan cualquier otro día. Navidad: familia que se reune para cenar "esa noche " porque lo dice el calendario, se regalan cosas porque lo dice el calendario y sonríen más porque se supone que hay que ser felices...luego la malafollá vuelve sola. La hipocresía campa a sus anchas, la Visa siempre dispuesta, los estómagos llenos hasta vomitar, cuñados que no se hablan ni se llevan bien sentados en la misma mesa. Navidad: algo que no entiendo y no me gusta. Navidad: juguetes para los niños y comida para los pobres , los demás días del año no importa si comen o juegan porque volvemos a ser los mismos de siempre. Se cierra el telón y seguimos a nuestro rollo.
4

viernes, 15 de diciembre de 2017

Volver

El teclado me da la bienvenida, intento de nuevo hacerme su amiga en esta noche de viernes lluvioso·
Reconoce mis dedos como el amante abandonado, se deja acariciar en cada letra, quiere que siga·  En realidad nunca estuve lejos, si acaso estuve perdida en el silencio intentando levantar el animo, ayudando a quien estaba incluso peor que yo, porque perderse por dentro y no encontrar la salida es soltarse un poco de  la vida, ir soltando el hilo que nos ata a la inmensidad de la existencia es el peor fracaso de todos, peor incluso que el desamor que nos hiere tan cruelmente·
No quise encomendarme a la locura,  mi lema era y es la supervivencia, abrir puertas y ventanas porque con el tiempo  me doy cuenta que hay cosas que no tienen nigun sentido·
 
Bueno, en realidad el desamor no es un fracaso, es una nueva oportunidad·







domingo, 10 de diciembre de 2017

Sigo viva

Mi certificado de existencia sigue vigente.

Ensayo

Vuelvo a escribir éstas letras para ir enyasando.  No por respirar se está viva, vivir es otra cosa y ahora retomo un poco las ganas de todo .

lunes, 12 de mayo de 2014

La felicidad existe




La pasión iba sentada en el autobús, tenía forma de hombre recién duchado. Me miraba  sin ningún disimulo como cada mañana camino del trabajo. Dos meses ya desde que nos vimos la primera vez. Me cedió el asiento con suma amabilidad y le di las gracias con una sonrisa de sueño todavía.
Desde entonces no faltaba el saludo mañanero y a veces el roce al pasar buscando los asientos que quedaban libres, cerca o lejos uno de otro, pero casi siempre a la vista. Pensaba mucho en él, e incluso tenía fantasías sexuales que no me atrevo a contar a nadie.
Era un hombre muy interesante, le calculaba unos 40 años, llevaba el pelo engominado y su colonia me dejaba medio lela,. Por su atuendo traje y corbata, deducía que trabajaba en alguna oficina o en un banco, o era comercial, no sé, me dio por inventarle su vida, pensé que era un casado cansado de estarlo y que su mujer no le satisfacía sexualmente. Incluso le inventé un nombre, así es que sería Javier.
Día a día la pasión fue creciendo hasta doler, sus miradas me desnudaban,y debajo de la ropa mi pechos erguidos clamaban sus caricias. Observaba  cada gesto suyo cuando creía que no se daba cuenta, sus manos bien cuidadas eran mi locura, su boca carnosa, su todo.
Ahora, 69 días después está aquí a  mi lado. La cama como un campo de batalla es el testigo de una tarde de pasión, mi cuerpo hace un rato fue suyo, sigue siendo suyo porque nadie como él ha conseguido que despertaran las palomas de mis manos y que mi sexo se abriera como una flor después de tanta soledad. Nadie como él ha conseguido que una tarde parezca un paisaje donde me pierdo sin querer encontrar la salida. Cansada y calmada, me apetece cerrar los ojos y abrazada a su pecho pronunciar la palabra felicidad.